Marguerite Yourcenar

Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón.


Amarte con los ojos cerrados es amarte ciegamente, amarte mirándote a los ojos y viéndote tal cual eres sería una locura y, sin embargo,
Yo prefiero que me ames con locura =)